Cubrir las cenizas volantes con ácido esteárico