Una minería atrapada entre el costo y la mano de obra